Impresionante Pollini.Nocturno opus 27 número 2 de Chopin

Impresionante Pollini.Nocturno opus 27 número 2 de Chopin

Maurizio Pollini, nacido el 5 de enero de 1942 es un pianista italiano.

Nació en Milán, hijo del arquitecto Gino Pollini. Estudió piano con Carlo Lonati hasta la edad de 13 años, y a partir de entonces con Carlo Vidusso, hasta los 18. Recibió un diploma del Conservatorio de Milán, y en 1960 ganó el primer premio en el Concurso Internacional de Piano Frédéric Chopin en Varsovia. A partir de ese momento estudió con Arturo Benedetti Michelangeli.

Ha dado recitales y actuado con importantes orquestas en Europa, los Estados Unidos y el Lejano Oriente. En Estados Unidos se presentó por primera vez en 1968. Hizo su primera gira por Japón en 1974.

Es considerado uno de los mejores pianistas de la actualidad. Se aprecian especialmente sus interpretaciones de Chopin y de compositores modernos como Pierre Boulez, Luciano Berio, Luigi Nono, Roberto Carnevale y Giacinto Scelsi.

Consejos para tocar jazz.

1. Asumiendo que usted ya
conoce lo suficiente sobre la teoría básica del jazz, primero debe aprender las
quince escalas musicales esenciales (hay doce escalas de sonido diferentes, pero en
teoría son las de Si, Do bemol, Fa sostenido, Sol bemol y Do sostenida las que
están en una escala separada). Aprenderse todas las escalas sería de gran ayuda
para aprender a tocar el piano
al modo del jazz o mejorar su
técnica.
2. Asegúrese que sepa leer
música y que pueda tocar algo básico, incluso sino es del género del jazz. El
primer paso en su trabajo será entrenar su
oído.
3. Si usted lo desea,
cómprese un cancionero de alguno de los mejores músicos: Cole Porter, Gershwin,
etc. Asegúrese que los acordes y tablaturas de
guitarra estén escritos encima de
la línea de la melodía para piano, como por ejemplo “Dbm7”.
4. Aprende los
acordes de piano básicos en:
séptima mayor formado por la tónica, la 3era, la 5ta y la 7ma, el
acorde en séptima menor formado por la tónica, la 3era bemol, la 5ta y la 7ma,
el acorde dominante con séptima formado por la tónica, la 3era, la 5ta y la 7ma
bemol, el acorde medio disminuido formado por la tónica, la 3era bemol, la 5ta
bemol y la 7ma bemol, y por último el acorde disminuido formado por la tónica,
la 3era bemol, la 5ta bemol y la 7ma bemol. Transporte cada uno de ellos a cada
clave. Entonces, por ejemplo, para tocar Do7 (séptima dominante en do) usted
deberá tocar do, mi, sol y si bemol. Para do en acorde disminuido, usted deberá
tocar, do, mi bemol, sol bemol y la. Usted necesitará saber muy bien estos
conceptos teóricos para lograr el poder ver un símbolo de acorde en una
partitura y poder tocarlo en el piano sin mirarlo.
5. Para
recompensar su trabajo, deje de lado momentáneamente el cancionero o libro de
partituras. Piense en una
canción que le guste y de oído toque la línea de
melodía con la mano derecha con los acordes apropiados en la mano izquierda. De
esta manera estará tocando una canción sin leerla. Este puede requerir cierta
práctica en algunas personas.
6.
Probablemente suene horrible, pero siga practicando lo suficiente hasta que
vaya mejorando. También puede volver atrás y ver como suenan los acordes y si
lo hacen de un modo que que suenan bien o “raros” al oído.
7. El
siguiente paso es aprender a realizar acordes invertidos: aprenda a tocar DoM7
como (do, mi, sol y si), (mi, sol, si y do), (sol, si, do, mi) y (si, do, mi,
sol). Aprenda esas cuatro posiciones para cada acorde, pero solo lo podrá tocar
después de conocer qué significa cada acorde y al tener el paso cuatro de esta
guía bien dominado. No esfuerce su mente; simplemente practique.
8.
Apréndase la escala pentatónica de su clave favorita.


9. Añada
una par de notas a alguna canción con la que se sienta cómodo tocar. Después
añada algunas otras y saque algunas de las originales. Esta es una base
elemental de improvisación en el
teclado.
10.
Aprenda la escala de blues de esa misma clave y mézclela.
11.
Observe la secuencia de acordes de la canción que está tocando y pruebe
desplazar la nota de una canción a otra.
12.
Aprenda la progresión: Tónica, primera, sexta, segunda, quinta y tónica. También
puede aprender la substitución tritonal y el progresión de quintas. Toque la
misma canción en diferentes claves.
13. Cuando
esté listo, aprenda las armonías cromáticas y diatónicas y diferentes escalas y
modos. También escuche diferentes clases de música de diferentes períodos
musicales y cualquier otro tipo en el cual pueda sacar diferentes ideas de
armonía y melodía.

Consejos adicionales:
• Experimente con cualquier cosa, no hay ninguna regla fija. Si usted lo desea
cambie la música rítmicamente, melódicamente, armónicamente y estructuralmente.
Haga esto todos los días. Puede ser su medio de práctica.
• Ame el jazz y aprenda a amar el arte de escribir música. Escuche jazz todo el
día.
• Escuche como tocan el piano los mejores pianistas ya que eso le ayudará a
entender porque fueron los mejores. También trate de sentir la emocionalidad de
la música. Tome como ejemplo: la intensidad de Bud Powell, el romance y la
belleza de Bill Evans, la ferocidad y manejo de McCoy Tyner y así sucesivamente.
La emoción es lo que usted puede enseñar y obviamente de lo que se trata la
música.

Improvisación. Nina Simone improvisa. Jazz

Para entender la improvisación que mejor escuchar en un video y ver lo que se ejecuta. En este video se ve bien la fórmula de la improvisación. Sobre una melodia luego se improvisa sobre esos acordes y escalas, dándole el sentimiento del swing.

En música, la improvisación es principalmente la habilidad de, simultáneamente, producir e interpretar, dentro de parámetros armónicos o rítmicos, melodías, ritmos o voicings. Si la pieza es una canción, también puede aplicarse a la creación e interpretación de letra dentro de la misma.

Para poder improvisar, un intérprete debe tener un buen manejo de los parámetros dentro de los que trabaja; de lo contrario, la música que crea puede sonar o parecer incongruente. Esto es particularmente cierto cuando el o la intérprete no toca solo(a).

En un sentido más informal, también se refiere a la composición instantánea de música.
Si hoy viviera Bach, sería el mejor improvisador del mundo.
Yo estudio las invenciones de Bach y me sirven para después poder impovisar , aunque estoy empezando.

Aprender todas las escalas, y los arpegios, y sobre todo los acordes. Asi se tiene la primera fase para la improvisación. Yo todos los días hago escalas, acordes, cuatriadas. Si os fijais en la página lo que ´más pongo son acordes y escalas, es con lo que más se aprende para luego improvisar, si dominas las escalas, tienes un medio muy importante para saber donde estas en cualquier tonalidad y dar las notas adecuadas a dicha tonalidad.

De wikipendiaEunice Kathleen Waymon (Tryon, 21 de febrero de 1933 – Carry-le-Rouet, 21 de abril de 2003), Nina Simone, cantante, compositora y pianista estadounidense de jazz, blues, rhythm and blues y soul. Se la conoce con el sobrenombre de “High Priestess of Soul”.

Estilísticamente, la palabra que mejor caracteriza a Nina Simone es eclecticismo. Su voz, con rango propio de una alto[1], se caracteriza por su pasión, su breathiness (voz jadeante, sofocada, sin aliento) y su trémolo.

La influencia de Duke Ellington es patente en toda la obra de Nina, pero muy especialmente en cierto tipo de composiciones rebosantes de improvisación y de cercanía espiritual. Nina logra la complicidad del oyente con un empleo intencional de los silencios y minimizando el acompañamiento. Su voz a veces sólo susurra, pero luego grita o gime, transmitiendo todas las sensaciones que el alma humana es capaz de experimentar.

Gran luchadora por los derechos civiles de los negros, lucha ésta expresada en muchas ocasiones a través de sus canciones, Simone dejó Estados Unidos en 1969, tras el asesinato de Martin Luther King, hastiada de la segregación racial contra los afroamericanos.

De personalidad complicada, llegaba a ser altanera y vulnerable, y fuertemente apasionada. En la industria musical tenía fama de temperamental, una caracterización que Simone se tomó muy en serio. Aunque su personalidad era arrogante y distante, en sus últimas décadas parecía disfrutar con el acercamiento a sus audiencias, contando anécdotas y cumpliendo peticiones.