Himnos , antifonas, Canto gegoriano

GREGORIANO

284x400px - 21.5 Kbytes
Los himnos:
Los
himnos compuestos en un principio como réplicas a las canciones de los
herejes, contenidos en el antifonario romano, surgieron unas veces
adaptando textos de carácter sagrado a melodías profanas; otras, eran
formas poéticas acomodadas al canto: el poeta Bardasano y su hijo Armonios, en tiempo de Marco Aurelio, escribieron unas cantinelas
sobre unos textos en verso, de gran aceptación en las comunidades
siriacas que perduraron hasta el siglo IV. Los obispos de aquellas
regiones, queriendo combatir tales cantos , comprendieron que la mejor
forma de hacerlo era componer otros que suplantaron a los profanos.
El mismo San Efrén (320-379) compuso alguno de estos himnos usando la misma música de Armonios. San Gregorio Nacianceno imitó este ejemplo.
A través del obispo Hilario de Potiers
(367) de las Galias, la práctica pasó a occidente . Se trata de textos
en forma estrófica, en latín acentuado, en un lenguaje intermedio entre
prosa y verso.
Ante saecula qui mánens
semperque nate
semper ut est pater

ImagenEl verdadero creador de los Himnos de la iglesia de occidente fue San Ambrosio
, arzobispo de Milán (340-397). Con la dulzura , apta por su sencilled
para convertirse pronto en música profana, hizo auténticas creaciones
que alcanzaron extraordinaria difusión y que San Agustin en su época
todavía las cita.
Los himnos conpuestos por San Ambrosio o
sus ayudantes no tienen ya ningún gusto helénico, dados sus sentidos
religioso y poético, pero las fórmulas por él empleadas están en
conexión con las música de la antigüedad pagana. Aunque la práctica de
la iglesia las haya identificado con las fiestas de la Navidad y de la
Pascua, no estan sujetas a ningún tipo de conexión exclusivo con el
texto. Todas estas melodías tuvieron una amplia difusión en occidente,
aunque la liturgia romana no las habia aceptado en pleno siglo XIII..
Expresión de esta sencillez en los himnos anbrosianos son los que todavia hoy existen en la iglesia católica: Pange lingua, de Venancio Fortunato y el Ut queant laxis, de Pablo Diácono.

LÁS ANTIFONAS
Las antifonas son composiciones musicales pensadas para los servicios religiosos . Son cantinelas
entonadas por el cantor que de esta forma da el tono al resto del coro;
se trata, pues, de una especie de diapason. Una vez entonada por el
cantor la antífona, el coro, dividido en dos grupos, canta el salmo. Al final todos cantan la primitiva antífona. El esque seria como sigue:
A) Antifona (entonada por el cantor)
B) Salmo cantado (por los dos coros)
C) Antifona (repetida esta vez por todos).
Se
consigue de esta manera un esbozo de forma, que vino exigido por la
falta de instrumentos musicales (como el órgano hoy) que pudieran meter
en tono a los cantores.
Con el tiempo, esta antífona, que muchas veces solo fue la palabra alleluia, adquirió importancia pos si misma y sus melismas con una vocal sirvieron para cierta emancipación de las palabra.
Este
tipo de canto antifónico comenzó a practicarse en la iglesia de
Antioquia y de allí pasó a la liturgia ambrosiana de Milán. Al contrario
que los himnos, este tipo de canto fue acogido por Roma , y ya
en los tiempos de Celestino I (422-432) se practicaba de manera
habitual. La sede de la incipiente escuela musical romana se afincó en
San Juan y San Pablo y éste es el primer conato de la Schola papal.
La influencia del mundo helénico a través de la simbologia de los pitagóricos tuvo su decisiva importancia en los modos que el canto gregoriano aceptó y que incluso hace referencia a ellos: dorio,hipodorio, frigio, hipofrigio, lidio, hipolidio, misolidio, hipomisolidio, , son una constante referencia a aquella cultura que tanto desentraño la investigación musical.
AMPLIARCANTO GREGORIANO
SAN EFREN
SAN AMBROSIO
ALLELUIAS

PABLO DIACONO

Pablo el Diácono

(Paulus Diaconus; también llamado Casinensis, Levita, y Warnefridi).

Historiador,
nacido en Friuli, aproximadamente en el año 720; murió el 13 de abril,
probablemente del 799. Era descendiente de una familia Lombarda noble, y
no es desconocido que fue educado en la corte del Rey Rachis en Pavia,
bajo la dirección de Flavianus el humanista. En el 763 lo encontramos en
la corte del Duque de Archis en Benevento, luego del colapso del reino
Lombardo, como monje en el monasterio de Monte Casino, y en el 782 en la
suite de Carlomagno, de quien obtuvo, por medios de una elegía la
amnistía de un hermano tomado prisionero en el 776, como consecuencia de
la insurrección de Friuli. Después del 787 estuvo de nuevo en Monte
Casino, donde con toda seguridad murió. Su primera obra literaria,
evidentemente escrita mientras que aún estaba en Benevento, y hecha por
petición de la Duquesa Adelperga, fue la “Historia Romana”, una versión
ampliada y mejorada de la historia Romana de Eutropius, cuya labor él
continuó independientemente en Libros XI al XVI, hasta el tiempo de
Justiniano. Esta compilación, ahora de ningún valor, pero que durante la
Edad Media se difundió en muchas ediciones manuscritas y que fue
frecuentemente consultada, fue editada con el trabajo de Eutropius por
Droysen en “Mon. Germ. Hist.: Auct. Antiq. II (1879), 4-2224. Además, en
la instancia de Angilram, Obispo de Metz, compiló una historia de los
obispos de Metz “Liber de episcopis Mettensibus o Liber de ordine et
numero episcoporum in civitate Mettensi, extendiéndose al 766, en el
cual da un importante recuento de la familia y antecesores de Carlomagno, especialmente de Arnulfo (P. L., XCV, 699-722).

La
más importante obra histórica que nos ha llegado de su pluma es la
historia de los Lombardos, “Historia gentis Langobardorum. Libri VI”, la
mejor de la varias ediciones de esta obra es la de Bethman y Waitz en
Mon. Germ. Historia: Escrito. Rerum Langobardarum (1878), 45-187;
escuela ed. (Hannover, 1878); Ger. tr. Abel (Berlin, 1849; segunda,
Lepzig, 1878); Faubert (Paris, 1603); Viviani (Udine,
1826). No obstante los muchos defectos, especialmente en la cronología,
la obra incompleta, abarcando solo el periodo entre el 568 y el 744, es
aún de gran importancia, mostrando descaro, con su estilo lúcido y su
dicción simple los factores más importantes, y preservando para nosotros
muchos motos de la antigüedad y tradiciones populares, repletas con un
interés entusiasta en las cambiantes fortunas de la gente Lombarda. Es
evidente que esta obra haya estado en constante uso hasta el siglo
quince, debido a las numerosas copias manuscritas, y continuaciones. En
adición a estas obras históricas, Paulus también escribió un comentario
acerca de la Regla de San Benedicto, y una ampliamente usada colección
de homilías tituladas “Homiliarium”, las cuales han sido conservadas en
forma revisada. Varias cartas, epitafios, y poemas aún existen y fueron
editados por Dümmler en “Mon. Germ. Historia: Poetate lat. Aevi
Carolini”, 1, 1881.
Fuente : historia ,autores de la iglesia.

Pirófono

Aparato presentado como instrumento de música por su inventor , Fréderic
Kastner (Les flames chantantes , París 1875), y que no pasó de ser una
curiosidad acústica. Basado sobre las propiedades sonoras de las llamas
de hidrógeno reguladas en tubos de dimensiones apropiadas , y que un
mecanismo accionado por un teclado acercaba o separaba a voluntad,
formaba una especie de órgano luminoso y sonoro a la vez , cuyo recuerdo
han conservado los tratados de física.

El pirofono (presentado en la Academia de Ciencias Francesa en 1875) es
un instrumento inventado por el músico y científico Frédéric Kastner.
Básicamente, se trata de un órgano de gas que funciona con tubos de
cristal. Al arder el gas en los tubos de diferentes longitudes y
tamaños, se producen al mismo tiempo tonos y efectos de luz. La llamas
se regulan directamente a través de la presión aplicada al teclado.

Muzio Clementi

Imagen

Clementi comenzó estudiando órgano y clavicémbalo en Italia.

En 1766 se traslada a Inglaterra donde, gracias a un rico mecenas, puede dedicarse completamente al estudio del piano.

En este periodo desarrolla una técnica muy personal e innovadora, influenciada por Domenico Scarlatti y por las formas pianísticas que tienen origen en la técnica de Haydn y de Johann Christian Bach.
En 1778 ocupa en Londres cargos importantes como el de profesor en las mejores instituciones reales.

En 1780 inicia una larga gira por Europa en la que tocó para numerosos soberanos con gran éxito.

Durante esta gira se produjo la mítica competición entre Clementi y Mozart.
De nuevo en Londres tuvo muchos alumnos ilustres como Field, Cramer y Bertini, a la vez que se dedicaba a la fabricación de pianos.

En 1802 comienza una segunda gira por Europa que durará ocho años y durante la cual tuvo como alumnos Moscheles, Kalkbrenner, Meyerbeer y Czerny.
En
1828 se retira. Da su último concierto para la Royal Philharmonic
Society, institución que había fundado junto con Viotti en 1813.

Las Obras de Muzio Clementi

Clementi ha pasado a la historia por su producción de Estudios, Sonatas y Sonatas.

Con los Estudios inicia un desarrollo instrumental que se verá completado en los años siguientes por Chopin y Liszt.La más famosas de sus colecciones de Estudios es “Gradus ad Parnassum“, consistente en cien estudios progresivos.

Los grandes pianistas de la historia (2)

Piano de Cristofori
El primer nombre de auténtico pianista que encontramos en la historia, es el del romano Muzio clementi (1752-1832), llamado con todo derecho “padre del piano”. De su admirable arte de ejecutante dan fe las crónicas de su tiempo. Su escritura pianística nos pone ya en presencia del nuevo estilo instrumental, posible ahora por la invención de Bartolomeo Cristofori: sonoridad vigorosa y compacta en cada nota, contraste constante entre ligado i picado, limitación considerable de los antiguos adornos y, finalmente, gran variedad de colores. Son éstos los elementos que constituyen el nuevo arte, y que fueron realizados plenamente por Clementi, espiritu fundamentalmente clásico, educado en las más severas disciplinas de la polifonía, y en fin, creador genial de magnificas Sonatas para piano, como tambien de varias magistrales Sinfonías, algunas de las cuales recientemente dadas a luz por Alfedro Casella. Otro gran título de gloria del autor del Gradus, reside en la gran influencia que su arte pianístico ejerció sobre Beethoven, influencia confesada por éste mismo.
Es conocida la rivalidad entre Mozart y Clementi , ambos tocaban diferente, Mozart nació cuatro años después que Clementi. Tocaba Mozart el clave pero no ignoraba el piano, lo tocaba en los conciertos, pero ejercia el piano poca influencia en él.Clementi fue muy entusiasta del piano desde muy joven, convirtiendose en su más convencido y combativo defensor, publicando ya en 1770 sus tres Sonatas para          piano op. 2, pudiéndose considerar desde muchos años, como un pianista. Es probable también que el tipo de piano utilizado por ellos haya influido en su diferente estilo: en efecto Mozart usaba pianos vieneses, muy fáciles y brillante, mientras que Clementi tocaba en pianos ingleses, de sonoridad mucho más potente, más llena, ofreciendo por consiguiente los medios de un pianismo más sinfónico. Por estas razones, hoy se puede precisar aquella famosa rivalidad entre Mozart y Clementi como el contraste entre dos opuestas tendencias: la que encontraba una completa suficiencia fónica para su lirismo, en un piano que aún no se separaba netamente del clave, y la otra, caracterizada por un espíritu inquieto, ávido de porvenir que buscaba febrilmente de aprovechar en su mayor grado los infinitos recursos del nuevo instrumento.
Al lado de Muzio Clementi, otro nombre italiano, más o menos contemporáneo , merece ser citado : es el de Francesco Pollini (1763-1846), insigne pianista y compositor de mérito, que fué el primero que introdujo la escritura pianistica en tres pentagramas, precediendo por lo tanto a Listz y a Thalberg, quienes fueron considerados, y aún lo son, como autores de esa importante innovación.

VISITAR
MUZIO CLEMENTI

Pifano de caña

Es una pequeña flauta travesera construida con un tubo de caña de 27 cm. de longitud y 1,5 cm. de diámetro.
Uno de sus extremos estará perfectamente cerrado por un nudo o mediante cera, lacre o resina.

Imagen

CONSTRUCION DEL PIFANO DE CAÑA

Pifano (definición en las milicias)

Imagen
“”PÍFANO
o PÍFARO.-Instrumento militar conocido, que sirve en la Infantería,
acompañado por la caxa. Es una pequeña flauta de muy sonóra y aguda voz,
que se toca atravesada. Se dice Pífaro y se llama así por la figura
onomatopeya del sonido Pif. Se llama también así la persona que toca el
instrumento llamado pífano. Ha sido tan grande el número de pífanos y
haber llegado a tanta estima y reputación que tuvieron privilegio de
congregarse en el templo de Júpiter para hacer banquetes y fiestas””.

PIFANO
Instrumento
pequeño y agudo, de la familia de la flauta travesera , En realidad es
una flauta travesera pequeña, de perforación cilíndrica, con seis
agujeros para los dedos y sin llaves; Pero hoy en día se da este nombre a
un flautín de tipo moderno común. Este instrumento parece que fue
introducido en Inglaterra para la música miloitar en el siglo XVI y era
conocido con el nombre Swiss Pipe, porque provenia de este
país. Continuó usándose en el ejercito británico hasta 1680, cuando las
bandas de tambores y pífanos cedieron en gran parte su lugar a las
bandas de oboes
Se volvió a usar en el ejercito en 1748 y se ha seguido usando desde entonces. Händel introdujo en escena una banda de pífanos en Almira (1704), y Meyerbeer en la estrella del norte(1855). El instrumento principal de la banda de pífanos y tambores actual, es el flautin, en si bemol; flauta en fa; la flauta baja en
mi bemol. Como puede observarse , algunos de estos instrumentos no
concuerdan con la idea general de que un pínfano es una flauta pequeña y aguda. La palabra alemana para pífano es Trommel-flöte (flauta -tambor).

Melopea

Especie de declamación musicalizada usada por los griegos antiguos y
cuyo nombre ha sido aplicado algunas veces a los recitativos melódicos
de formas libres o vagas, Esta palabra designa también , por catacresis,
a la misma melodía. Pero sus aplicaciones, aparte del arte de la
Antigüedad , son tan imprecisas , que incluso ha llegado a ser usada
indebidamente por los aficionados melómalos para designar los cantos a
los que acusan de falta de melodía.

Los alleluias

ImagenLos
alleluias son pequeñas composiciones heredadas de las aclamaciones
hebreas que en la música occidental tendrán una gran importancia, sobre
todo germen de la música profana posterior.En sus comienzos , los
alleluias aparecen estar en dependencia de la melopea clásica, en que la cítara o la lira hacía un breve ritornello instrumental al final de cada versiculo.
Este ritornello pudo inducir, a las primeras comunidades , a aplicarles al final de los versiculos, o de las antifonas, unos melismas cadenciales cantados sobre la palabra alleluia que en los tiempos antiguos recibió el nombre de jubilus.
Posteriormente, la importancia de estas terminaciones fue adquiriendo
entidad propia y consiguió su total independencia. La época que va desde
el siglo V hasta el VII, siglos de oscuridad y de afianzamiento, es un
periodo donde la música eclesiástica sirve incondicionalmente al texto
litúrgico. Es también la época de las liturgias regionales, que en el
siglo, que en el siglo VI deberán ser unificadas durante el pontificado
de San Gregorio I (540-604, papa desde 590), pero no son sin una fuerte
oposición por las demás liturgias regionales, como la mozárabe en España
y la ambrosiana en Milán.
Mas la expansión de los benedictinos con
Agustín en Inglaterra fue elemento de trascendental importancia, ya que
de Inglaterra pasaron al territorio de los francos, donde con Carlomagno
la regla benedictina unificó la vida monacal de toda Europa, y con ella
la liturgia y la reforma de San Gregorio se hicieron ley para toda la
iglesia. El primer documento ,Ordini Romani, fue encontrado en
un manuscrito de la abadia de St. Gallen. En él se nos describe el
ceremonial romano desde el siglo VI al IX, donde se da relación de los
papas que contribuyeron a la creación de un cantoral para todo el año.
Dichos papas fueron León I, Gelasio, Simaco, Juan, Bonifacio, Gregorio I
y Martin I.
La tradición de ligar a San Gregorio con la historia de
la música eclesiástica de occidente reside en la biografía que Juan
Diácono escribiera sobre el pontifice 300 años después de la muerte de
aquél. Las ilustraciones antiguas , en las cuales el papa Gregorio,
sentado, escribe al dictado las notas que el Espiritu Santo le dicta,
son interpretaciones de esta tradición creada por el biógrafo. Pero no
creamos que por ello toda la tradición es sólo leyenda.
San gregorio
recopiló y unifico los cantos existentes; creó con sus ayudantes, otros
cantos; los difundió por medio de los monjes por toda Europa; unifico la
liturgia y su lengua; creó en Roma, la escuela de cantores que,
prácticamente se ha prolongado hasta nuestros días, en las capillas
Sixtina y Gulia, que corren con la música que se hacen en los actos de
culto.

CANTO GREGORIANO

En
los orígenes del canto gregoriano, se encuentra el repertorio romano
compuesto esencialmente durante los siglos V y VI por la schola
cantorum.

En la segunda parte del siglo VIII, el soberano del
reino franco decreta que se adopten las costumbres litúrgicas romanas
que él ha podido apreciar en la ciudad eterna.

El texto
manuscrito de los cantos romanos fue tomado como texto de referencia. En
general, el canto romano y su arquitectura modal fueron aceptados por
los músicos galicanos, pero éstos lo vistieron con una ornamentación
completamente diferente.

Este resultado híbrido de los cantos romanos y galicanos es lo que llamamos hoy canto gregoriano.

Con
el tiempo, se va disminuyendo el papel y la capacidad de la memoria en
la civilización europea, y este fenómeno tiene consecuencias desastrosas
para el canto, puesto que sin tradición oral, la música hay que
escribirla. La decadencia es total a fines de la edad media: en esta
época, los manuscritos están llenos de “una pesada y fastidiosa sucesión
de notas cuadradas”. El Renacimento le da el golpe final: las melodías
son “coregidas” por los musicólogos oficiales y las largas
vocalizaciones reducidas a unas cuantas notas.

En 1833, un joven sacerdote de Le Mans, Dom Prosper Guéranger, se decide a restaurar la vida monástica benedictina en el priorato de Solesmes,
después de cuarenta años de interrupción debido a la Revolución
francesa. Entre sus proyectos está el abordar la restauración del canto
gregoriano. Esto lo hace con entusiasmo. Empieza por la ejecución y pide
a sus monjes que respeten en su canto, sobre todo el texto:
pronunciación, acentuación, y atención. Todo esto para mejorar la
inteligibilidad del canto, lo cual hace posible una verdadera oración.

Fuentes : música y cultura (edelvives)

VISITAR
Melopea
Melisma
Solesmesfotos.miarroba.com

SAN GREGORIO MAGNO
SAN GREGORIO MAGNO (540-604) Papa (590-604)

Doctor
de la Iglesia, nació en Roma, en el seno de la familia noble de los
Anicci. Gregorio fue hijo de un senador y bisnieto del papa Félix III
(pontificado 438-492). Con estos importantes vínculos, destacó de
inmediato en la administración y en el año 570 fue nombrado prefecto de
Roma. Decidió muy pronto convertirse en monje, y hacia el año 575
transformó su propiedad familiar en un monasterio dedicado a san Andrés.

En
el 579 Gregorio fue enviado por el papa Pelagio II (pontificado
579-590) como nuncio ante el emperador en Constantinopla, permaneció
allí durante siete años y participó del esplendor de la Liturgia y la
música bizantina en la Catedral de Santa Sofía.

A su regreso a
la Roma fue nombrado secretario de la Santa Sede, pero además dirigía el
canto y, como arcediano, es decir diácono principal, interpretaba las
piezas más difíciles del repertorio.

Fue elegido Papa en el año 590.

Pontificado

Como
papa, Gregorio consolidó el prestigio del pontificado y confirió al
cargo un carácter en cierto modo diferente. Como los lombardos habían
provocado el colapso casi completo de la administración civil en la
ciudad, Gregorio tuvo que estar incluso más atento que sus predecesores
en atender a los pobres y proteger a la población cercana a la ciudad.
Su eficaz administración de las grandes propiedades de la Iglesia en
Roma proporcionó alimento y dinero para este fin. Con Gregorio el
pontificado asumió el liderazgo político en Italia y reunió sus
territorios repartidos por todo el país en uno sólo que más tarde se
convertiría en los Estados Pontificios.

Inició una obra que puede
resumirse en dos aspectos: en primer lugar la compilación y selección
de las melodías, para que fueran copiadas y coleccionadas en un libro
llamado antifonario. En segundo lugar dedicó gran parte de su esfuerzo a
la formación de músicos, organizando en cada iglesia un grupo de
cantores que se conoció con el nombre de Schola Cantorum.

Emprendió
luego la tarea de unificación de las liturgias, lo cual logró en gran
parte. Desde entonces al canto de la Liturgia romana se le comenzó a
llamar Canto Gregoriano, denominación ésta que se extiende también a la
creación musical posterior a Gregorio Magno, si conserva las mismas
características.

En el año 597 Gregorio envió a Inglaterra al prior de su propio monasterio, Agustín de Canterbury,
junto con 40 monjes. El gran éxito de esta misión despertó un sólido
sentido de lealtad al pontificado entre los ingleses primitivos, y los
misioneros ingleses favorecieron esta lealtad entre casi todos los
pueblos del norte de Europa.

Obras

Los 14 libros de las
cartas de Gregorio proporcionan una excelente fuente para conocer al
hombre de su época. Además de las cartas y de una serie de homilías,
Gregorio escribió varias obras que fueron muy influyentes en la edad
media. Casi todas tienen una orientación práctica y moral:

El Moralia es un comentario sobre Job, lleno de materias doctrinales y disciplinarias.

El Liber pastoralis curae describe al obispo ideal y pretendía ser un manual sobre la práctica y naturaleza de la predicación.

Diálogo
es la obra de Gregorio que posee un especial atractivo pues se trata de
una colección de leyendas sobre santos de su época. Única fuente de
información sobre san Benito, fue en parte responsable de la popularidad
del monacato benedictino en la edad media, y su hincapié en los
milagros fija los modelos de la concepción medieval de la santidad.

La
verdadera grandeza de Gregorio reside en su dilatada actividad
pastoral. Su espíritu práctico, generosidad y compasión le
proporcionaron el afecto de sus contemporáneos. Murió en Roma el 12
marzo del año 604. Se cree que fue canonizado a petición popular tras su
muerte. Su festividad se conmemora el 12 de marzo, día de su
fallecimiento..

Clasificación de las notas. Teoría musical.

En un principio se clasifican en dos tipos de notas melódicas, las denominadas : principales y secundarias.

Principales:
_Las notas del acorde
_las
notas no del acorde que reúnen algunas condiciones: 1. son de larga
duración ( negra o más, según el contexto de la frase) . 2. Son notas
cortas ( corcheas generalmente) y van seguidas de salto o van seguidas
de silencio de al menos su valor o se mueven a su grado inferior de
tiempo o parte fuerte a débil.

Secundarias:
-Se consideran
notas secundarias a las notas no del acorde que se mueven por grado
conjunto diatónico (superior o inferior) hacia una nota principal.
Tambien reciben el nombre de notas de aproximación.

Re mayor. Gráfico

 Gráfico del acorde re mayor.

La tonalidad es re mayor. En la armadura dos sostenidos. Puede ser tambien el III grado de si menor que tambien tiene en la armadura dos sostenidos.

Este acorde con esos dos sostenidos puede pertenecer a los modos mayor o menor. Mayor ( Re mayor), menor ( si menor) , relativo del re mayor.